contacto

La propiedad siempre ha sido, es y será la forma más segura de almacenar capital no peligroso. Fuera del ingreso continuo del arrendamiento, el valor de la inversión se aprecia a tiempo, lo que cumple con la tendencia de invertir “números fáciles”, en otras palabras, comprar bajo y vender alto.